Utilizamos 3D CAD/CAM en el desarrollo de los productos. La supervisión estricta en cada proceso asegura la máxima precisión en la dimensión. Nuestros productos tienen han sido sometidos a rigurosas pruebas en las más duras condiciones, para que puedan cumplir los requisitos de los distintos entornos de aplicación.

El departamento de control de calidad no solo tiene como objetivo probar los productos y excluir los no cualificados, sino algo más importante, controlar y detectar problemas durante el proceso.

Mantenimiento & Protección

Se utiliza acero inoxidable de alta calidad AISI304 y AISI316 como materias primas. El AISI304 tiene gran resistencia a la corrosión y un precio razonable, se utiliza mucho para decoración de interiores. El AISI316 tiene mejor resistencia a la corrosión y puede utilizarse en entornos exteriores.

Manchas de té en acero inoxidable
Unas incorrecta especificación, fabricación o manipulación posterior en ambientes costeros pueden causar la decoloración del acero inoxidable, deteriorando el aspecto general. La decoloración marrón o manchas de té se han identificado en utilizaciones costeras en Australia y el extranjero.

Las manchas de té se producen principalmente dentro de una distancia de cinco kilómetros desde la primera línea de playa o unos pocos cientos de metros desde una bahía protegida. Otros factores ambientales pueden contribuir al problema, como la exposición al viento, la contaminación industrial, y las temperaturas elevadas, con las cuales las manchas de té pueden ocurrir en áreas hasta a 20 kilómetros de distancia desde el mar. Sin embargo, las manchas de té pueden controlarse.

Diseño, fabricación y manipulación
Un diseño y fabricación pobres pueden conducir a las manchas de té o formas de corrosión más graves del acero inoxidable. En la etapa de diseño, se aconseja evitar las grietas, tales como soldaduras intermitentes y áreas donde pueda acumularse agua. Durante el proceso de fabricación, debe evitarse la contaminación del acero al carbono.

Elija una superficie lisa
La sal puede depositarse en superficies ásperas, lo que puede fomentar las manchas de té. Para reducir el riesgo de las mismas, elegir o crear una superficie lisa es una gran solución. La superficie lisa estará limpia entre los lavados, y no habrá ranuras profundas superficiales donde los cloruros y otros contaminantes puedan concentrarse.

Un proceso llamado "picoteo" puede utilizarse para eliminar los contaminantes de la superficie, pero puede dar un aspecto opaco a la superficie. Un método alternativo es el electro-pulido, que tiene el beneficio adicional de abrillantar la superficie.

Acero inoxidable de grado específico '316'
Como se mencionó en la sección anterior, el AISI316 es adecuado para entornos marinos y altamente corrosivos. A través de su sobresaliente resistencia a la corrosión, las manchas de té aparecerán si el producto no se limpia regularmente. Para conservar la superficie lisa y prolongar la vida útil, se sugiere hacer un mantenimiento y utilizar productos protectores con lanolina.

La lluvia que limpia la superficie del acero inoxidable puede ayudar a reducir las manchas de té, y por lo tanto es un factor importante en el proceso de diseño. El mejor resultado se consigue lavando con jabón o detergente suave y agua caliente, seguido por un enjuague con agua fría limpia.

Productos principales